Archivo por meses: agosto 2022

Parálisis del Sueño – José Emanuel Cueva Núñez – Boletín Universitario de Neurociencias “Synapsis” – 2011

  • «La parálisis del sueño se define como un estado que se caracteriza por incapacidad para realizar movimientos voluntarios (esencialmente extremidades, tronco y cuello; y se mantienen los movimientos oculares y respiratorios; aunque existe incapacidad de respirar profundamente) que se puede acompañar de alucinaciones relacionadas a la presencia de sueños en la etapa MOR (Movimientos Oculares Rápidos) y su repentina interrupción»
  • «Suele durar de uno a varios minutos y su duración nunca excede los 10 minutos; desaparece espontáneamente o con estimulación externa (ser tocado o movido por otra persona) y algunos refieren que esfuerzos repetidos de movimientos vigorosos de ojos ayuda a abortar la parálisis»
  • «A menudo estas alucinaciones son aterradoras y pueden ser amenazantes lo que agrega incomodidad al individuo además de la ansiedad aguda que ocurre cuando se es consciente pero incapaz de moverse, lo que lleva a una sensación de vulnerabilidad y temor y hace de esta entidad un evento difícil de olvidar»
  • «La clasificación internacional de desórdenes del sueño del año 2005 presenta a la parálisis del sueño como un trastorno y no simplemente como un síntoma [de otra enfermedad]»
  • «Su prevalencia es entre 0.3% y 4% en la población general»
  • «Está asociada a múltiples factores que predisponen a padecer crisis como hábitos irregulares del sueño, privación prolongada del sueño, estrés mental, cansancio excesivo y dormir en posición decúbito supino (boca arriba)»
  • «La parálisis del sueño se presenta al menos una vez en la vida del 40% al 50% de las personas normales, y está asociada a múltiples factores que predisponen a padecer episodios que pueden ser evitados y controlados»

Fuente: https://www.lamjol.info/index.php/SYNAP/article/view/507

Lleva mucho tiempo pasándome (las parálisis del sueño). Podría decir que me pasa más o menos unas 15 o 20 veces al año, más por las tardes si duermo un poco o en momentos en que empieza a amanecer; y me dan varias seguidas si me ocurre. Son momentos en que lo paso mal pero que a la vez me gustan al recordarlos tras haberme despertado ya, y el motivo diría que es porque hay algo de consciente en lo inconsciente. Habitualmente veo mi entorno donde estoy dormido (por ejemplo, la habitación, o el salón), pero alterado. También, suelo soñar que no puedo ver bien por algún ojo porque no lo puedo abrir del todo y que no puedo moverme. Recuerdo haber tratado de empezar a mover un dedo contra el otro para tratar de mover el brazo entero, y al final deriva muchas veces en que me despierto por un movimiento muy brusco. Cuando me pasa la parálisis del sueño, en el mismo sueño muchas veces trato de recordar cómo salí de ella otras veces. También, muchas veces recuerdo que durante el sueño intento avisar a alguien presente en el sueño para que me despierte.

Publicado el 31 agosto de 2022 por Pedro Lázaro Rodríguez; con licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional y en la categoría "Otros"

Volver al top de la página

Buda Blues – Mario Mendoza – 2015-2016

Leí Buda Blues de Mario Mendoza en 2015-2016 (Seix Barral). Lo leí como préstamo de la biblioteca pública de Granada. Aparece la historia de la burroteca o biblioburro como parte de la historia. La he utilizado en asignaturas como "Historia de las bibliotecas". Más allá de eso, aquí algunas partes del libro que me gustaron e impactaron en su día:

  • "Sólo los años le enseñan a uno que el amor es lo más cercano a la amistad y la camaradería, donde no poseemos al otro sino que conquistamos el mundo a su lado"
  • "Quien lee así, con rabia, desde una anarquía secreta, convierte los libros en armas, fusiles, en granadas, en ametralladoras, y permanece la vida entera con el dedo en el gatillo"
  • "En un mundo tibio y mediocre, pacato, cobarde e hipócrita, donde la gigantesca mayoría cede, negocia y hace concesiones, de repente tropezarse con un radical es una lección de entereza, de convicción profunda, de severidad física y espiritual. Aunque no estemos de acuerdo con ellos, aunque estén equivocados, sus excesos nos recuerdan un principio fundamental: que la vida sólo merece ese nombre en los extremos. Quienes se mueven en el centro tienen derecho a crecer, a reproducirse y a morir, pero sólo aquellos que caminan por bordes peligrosos y eligen los límites como sus territorios cotidianos, sólo ellos sienten el verdadero estremecimiento de estar vivos"
  • "En la medida en que hurgaba en sus libros una idea se iba delineando poco a poco en mi mente: que hay un tipo de inteligencia descomunal, punzante, salida de lo normal, que en lugar de beneficiarnos lo que hace es hundirnos en un maremágnum de confusión general, hastío y resentimiento"
  • Ninguna materia está diseñada para entusiasmar, para seducir, para fomentar la alegría del conocimiento. Todo lo contrario: cada maestro deposita en sus clases sus propias frustraciones, su tristeza, el estruendoso fracaso de su vida"
  • "Cuando no hay nadie alrededor, el cerebro empieza a construir una escenografía y una puesta en escena para varios personajes diferentes, cada uno con vida propia"
  • "Si en algo nos parecíamos tú y yo, era en el hecho de que aborrecíamos esas profesiones diseñadas sólo para llenarse los bolsillos de plata. Sospechamos desde muy jóvenes que la vida, por fortuna, era mucho más que dinero"
  • "Se dio cuenta probablemente, de que lo único que vale la pena, el único bien imprescindible es la vida misma, nuestros ojos, nuestras manos, la infinita complejidad de nuestro cerebro"
  • "Me refiero al odio que se genera en el otro cuando uno lo ayuda, cuando uno le tira una mano para rescatarlo. Ser solidario es la mejor manera de decirle al otro que uno es superior, que es más fuerte, que está mejor preparado para la vida. Por eso despierta no sólo suspicacias, sino rencores muy profundos, envidias, resentimientos. Basta prestarle dinero a alguien o apoyarlo moralmente para que el otro tarde o temprano lo deteste y hable mal de usted a la primera oportunidad que tenga"
  • "Me encantan las mujeres populares, las negras como yo, con sus caderas enormes y su nostalgia a flor de piel, las isleñas con sus sonrisas deslumbrantes, las maestras de escuela públicas a las que les noto ese compromiso irrestricto con su pueblo"
  • "Una sensación me abrumaba: la fatiga extrema de ser yo mismo, el cansancio de tener una conciencia siempre atenta y vigilante"
  • "Lo peor de una sociedad como la nuestra es que nos enseña a relacionarnos con la misma clase social o hacia arriba, pero nunca nos incita a depositar nuestras amistades y nuestros afectos en clases sociales que estén por debajo"
  • "No hay mayor revolución que aprender a soñar"
  • "Sólo quien ha aprendido a ir más allá de sí mismo es capaz de entregarse a otros"
  • "Porque hasta el momento no he sabido cómo contrarrestar dos experiencias que me han parecido demoledoras: el dolor de los otros y la certeza de mi propia muerte"
  • "Pero no logro zafarme de las garras de la muerte para poder empezar a reírme estruendosamente, a carcajadas, que en el fondo es lo que más deseo"

Publicado el 23 agosto de 2022 por Pedro Lázaro Rodríguez; con licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional y en la categoría "Bibliotecas"

Volver al top de la página

Hay gente en España que lee 80, 150 o 300 libros al año, y no es tan difícil como suena – El Confidencial – 2022

Son grandes cifras. Lo que asusta quizá sea pensar que si hay alguien que lee 300 libros al año, y la media de España por persona son 12 al año, jugando con el dato podríamos decir que habría 24 personas que leerían 0 libros al año (300 libros leídos entre 25 personas, igual a 12 libros de media).

Igualmente, y como he comentado en algún trabajo académico, el margen de mejora u oportunidad de las bibliotecas públicas como vía para la lectura en España es muy grande y mejorable: si se leen 12 libros de media, y el préstamo por persona en bibliotecas públicas (digamos el de 2019 para evitar los años Covid) es de 0.96 por persona, las bibliotecas públicas estarían cubriendo solo el 8% de lo que se lee en España (resultado de dividir esos 0.96 préstamos por persona entre los 12 libros de media que se leerían en España al año). En la noticia de El Confidencial se añade: "Un truco para ahorrar dinero y espacio: las bibliotecas existen". Ojalá existieran más.

Entre octubre de 2018 y octubre de 2019, leí 55 libros. Por mi trabajo, mucho de lo que leo son artículos científicos, y en esos 55 no estarían contabilizados. Me creé un canal de Telegram para ir subiendo lo que leía y las capturas en foto de las partes que más me gustaban de los libros. Cuando veo la lista de lo que leí, no me acuerdo de la historia de bastantes títulos, y gracias al canal de Telegram, puedo recuperar las partes que subrayé en forma de foto. Después vino 2020 y el Covid, y mi atención y concentración para leer literatura se vio fuertemente afectada. Desde entonces más que leer, he re-leído.

(Edito: tras unos días desde la publicación de la noticia en El Confidencial, se han añadido comentarios en la noticia que me han resultado del todo interesantes).

Esta es la lista de esos 55 libros que leí escrita tal cual la tengo en el canal de Telegram:

  1. Todos mienten | Soledad Puértolas
  2. El mundo es un pañuelo | David Lodge
  3. Gasolina | Monzó
  4. La caída del museo británico | David Lodge
  5. Un momento de descanso | Antonio Orejudo
  6. Lo que sé de los hombrecillos | Millás
  7. Los seres queridos | Evelyn Waugh
  8. La vida en sordina | David Lodge
  9. Todas las almas | Javier Marías
  10. Intercambios | David Lodge
  11. After Dark | Murakami
  12. Especies protegidas | Ferran Torrent
  13. Sueños de Bunker Hill | John Fante
  14. Noticias del paraíso | David Lodge
  15. La biblia de Neon | Toole
  16. Buen Trabajo | David Lodge
  17. La velocidad de la luz | Javier Cercas
  18. La soledad del corredor de fondo | Allan Sillitoe
  19. La vida negociable | Luis Landero
  20. El otro barrio | Elvira Lindo
  21. Pensamientos Secretos | David Lodge
  22. Quédate este día y esta noche conmigo | Belén Gopegui
  23. Terapia |David Lodge
  24. Los perros duros no bailan | Reverte
  25. El vientre de la ballena | Cercas
  26. Sputnik mi amor | Murakami
  27. Soldados de Salamina| Cercas
  28. No soy un monstruo | Carme Chaparro
  29. Un viejo que leía novelas de amor | Luís Sepúlveda
  30. Bilbao-NewYork Bilbao | Kirmen Uribe
  31. El bosque de los zorros | Arto Paasilinna
  32. Delicioso suicido en grupo | Arto Paasilinna
  33. La dulce envenenadora | Arto Paasilinna
  34. Espera la primavera, Bandini | John Fante
  35. Lo que me queda por vivir | Elvira Lindo
  36. Lo que mueve el mundo | Kirmen Uribe
  37. La nada cotidiana | Zoé Valdés
  38. El año de la liebre | Arto Paasilinna
  39. La historia del silencio | Pedro Zarraluki
  40. La música del azar | Paul Auster
  41. Tres buitres | Henry Trujillo
  42. Las poseídas | Betina González
  43. Sueños de Einstein | Alan Lightman
  44. Las bicicletas son para el verano | F. Fernán Gómez
  45. Ventajas de viajar en tren | Antonio Orejudo
  46. El profesor de música | Yaël Hassan
  47. Una noche en el club | Christian Gailly
  48. Saturno | Arantxa Urretabizkaia
  49. Sostiene Pereira | Antonio Tabucchi
  50. Una lectora nada común | Alan bennett
  51. La fiesta de la insignificancia | Milan Kundera
  52. Momentos de inadvertida felicidad | Francesco Piccolo
  53. Diario de una golondrina | Amelie Nothomb
  54. El móvil | Javier Cercas
  55. Al oeste de Roma | John Fante

Publicado el 20 agosto de 2022 por Pedro Lázaro Rodríguez; con licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional y en la categoría "Bibliotecas"

Volver al top de la página